Los dejo con el cuento “El béisbol se parece a la vida” de mi gran amigo Lic. Fernando Martínez Martí.